Documento sin título

III EDICIÓN DEL FESTIVAL 2008

 

 

Documento sin título

Premios Miradas 2008 (Gala de Clausura)

El Cine Club Forum entregará en la Gala de clausura del Festival los premios MIRADAS en su tercera edición, unas distinciones a personas e instituciones que han destacado por el trabajo y la difusión en la actividad cinematográfica de la capital autonómica.
En la primera edición los recibieron Producciones Las Siete Sillas, los pioneros del Cine Club emeritense; Teresa Ortiz Gama y José María Sánchez, Josán.
El año pasado los distinguios fueron los hermanos Adolfo y Jesús Díez, Juan Pérez Reyes y José Caballero Rodríguez.

Los premiados este año son:

Ramón Fuentes Pato
Nació en Mirandilla el 28 de enero de 1937 y su vida estuvo ligada al cine cerca de treinta años. Vive sus primeros años en Arroyo de San Serván, donde trabajaba su padre. Una vez en Mérida, con 18 años, comienza a trabajar como acomodador el cine Trajano desde que abre sus puertas, con Duelo al sol, hasta su cierre como sala de cine. Entonces pasa a trabajar al teatro-cine Alcazaba, donde había sido acomodador cuando había funciones de teatro, ya que pertenecía a la misma empresa del Trajano. En el Alcazaba trabaja como portero cuando se transforma en Disco Teatro hasta su jubilación.

Alejandro Pachón Ramírez
Nacido en Villafranca de los Barros (1952), es Licenciado en Filosofía y Letras (Historia del Arte) y Doctor en Historia del Arte. (Tesis : “La música en el cine español actual : José Nieto”).
Miembro de la Asociación Española de Historiadores del Cine, es especialista en música cinematográfica. Crítico de cine del diario HOY y colaborador de varias revistas especializadas, es director del Festival Ibérico de Cine de Badajoz, y autor de los libros “La música en el cine contemporáneo”, “Cine con los cinco sentidos” y “Música y cine: géneros para una generación”.
En su relación con Mérida, donde vivió de 1955 a 1978, hay que destacar que fundó junto a José María Rueda el Cine Club de la Escuela de Maestría Industrial y, en 1975, colaboró con la Dirección General de Cinematografía en un ciclo de cine que se organizó en la ciudad con motivo de su Bimilenario. Aquello puede decirse que fue el primer festival de cine inédito de Mérida, porque se estrenaron en la ciudad Midnigth cowboy y Tiburón, que se estrenó de forma simultánea en el Festival de San Sebastián.
Formó parte del equipo de profesores que puso en marcha la UNED (primavera de 1975), hasta que en 1983 sacó su plaza en la UEX.
Además de actuar con los grupos musicales Senadores y Clan Sesión, formó parte del grupo de Teatro del Liceo de Mérida. Participó y ganó el concurso de televisión española "Los hombres saben los pueblos marchan" (1968) , en representación de Mérida, y el Ayuntamiento le impuso la insignia de la ciudad.

Luis Salete Alhaja
Luis Salete Alhaja nació en Mérida el 7 de julio de 1933, hijo de Arturo Salete, natural de Barcelona y María Alhaja, nacida en Mérida. Está casado con María del Pilar de Miguel Díaz (Badajoz).
Desde niño ha estado vinculado al mundo del cine, compaginando su afición con su trabajo como delineante proyectista y técnico superior de electromecánica.
En el verano de 1942 a proyectar y, al mismo tiempo, enseñar al que sería encargado del cine de Burguillos del Cerro. En 1951, con 18 años, aprueba, con la máxima calificación, el carné profesional de operador de cabina con el número nacional 138.
En 1954 y 1956 monta y trabaja en los cines Trajano y Deportivo de verano de Mérida, y en 1960 colabora en el montaje del desaparecido cine Alcazaba.
En 1961 obtiene, con la máxima calificación, el Premio Nacional de Destreza en el oficio, en la modalidad de operadores de cabina, compitiendo con equipos de toda España.
Transcurrido un tiempo, monta un cine propio de verano en la localidad de Zarza de Alange.
Hoy está jubilado y continúa dedicándose a sus aficiones, entre ellas el cine, en Badajoz, donde reside.

 

Arturo Salete Alhaja
Nace el 15 de junio de 1.932, en el seno de una familia modesta, en la calle Bastimentos, hoy Los Maestros, de Mérida. Casado con Mari Cruz Minero Arévalo, ella y sus dos hijos, Arturo-Joaquín y Maria-Amalia, son también de Mérida.
Su vinculación con el cine se inició en el Teatro Cine Maria Luisa, en los años cuarenta, de la mano de su padre, que revisaba los equipos cinematográficos que había instalado en el año 1.931.
Estudia y trabaja con su padre, para afianzarse como Técnico especializado en todos los sistemas de Proyección y Sonido. En 1.950 obtiene el Carnet de Operador de Cinematógrafo nº 14, con la máxima puntuación, y forma para su obtención a varias personas.
En 1945 es proyeccionista en el cine Coliseo, de Zarza de Alange; con su padre monta y repara equipos por toda Extremadura y con su hermano Luis comienza la instalación del cine Trajano.
Al regreso del servicio militar, y cuando iba a incorporarse en el Cuerpo de Ingenieros de Armamento y Construcción, los hermanos Miguel y José Vicente Calvo González le ofrecen asumir la dirección técnica y la calidad de las instalaciones de los cines Trajano y Deportivo, que ya tenían funcionando, del cine San Andrés, y del Alcazaba, que comenzaba a construirse.
En 1964, en las Competiciones de Destreza en el Oficio, especialidad Operadores de Cabina, gana el Premio Nacional, con la máxima puntuación. Por entonces su Ayudante es José de La Osa, “Chele”, otro buen operador de cabina emeritense.
Colabora en la instalación del cine Albarregas, antes de jubilarse. Hoy reside en Huelva.



Gala de clausura III Festival de Cine Inédito de Mérida

Sábado, 20 A las 20.30 horas

_“El juego del cine”_

 

El cine es una etapa más de la vida, la descubrimos con cierta admiración a la par que nos crea incertidumbre, pero su poder de atracción nos embauca en una aventura que es difícil desprenderse de ella durante el resto de la vida. Y precisamente es para aquellos que viven el cine como una auténtica aventura para los que está dirigida la Gala de clausura del Festival de Cine Inédito de Mérida, para los que se enamoran cada vez que ven a su estrella favorita contonearse en la pantalla y para los que lloran simplemente con una banda sonora que les recuerde que somos seres sensibles al dolor. Por ello el Cine Club Forum ha preparado un juego en homenaje a quienes viven el cine como si fuera un juego de la infancia, que lo disfrutas con pasión y que nunca se olvida porque quedan grabados en la parte más débil de nuestro cerebro. Quienes se atrevan a descubrir “El juego del cine” comprobarán con sorpresa cómo unos cuantos ‘locos’ han preparado un homenaje a quienes se sienten en las butacas del Centro Cultural Alcazaba de Mérida, haciéndoles no sólo partícipes del evento sino protagonistas, y de esta manera continuar con la filosofía del Festival: vivir apasionadamente buenas historias que nos cuentan a través de la pantalla, los más geniales expertos de este arte tan apabullante y complejo.

Si el Festival apuesta en su cartel por películas y directores reconocidos y con gran sensibilidad en el tratamiento de las historias, la Gala de Clausura no será menos, y por ella pasarán grandes profesionales que nos pueden describir lo que se vive delante y detrás del cine a través de los sentidos. Y así lo contamos el pasado año con la Gala “Sentir el cine”, por eso este año tenemos que dar un paso más, de calidad y de riesgo, y nos atrevemos a jugar al cine, un juego que no dejará indiferente a nadie.

Para ello necesitamos a un buen narrador, que este año recae en la figura del director y actor Esteban García Ballesteros, que hará las veces de maestro de ceremonias y se enfundará en la personalidad de los presentadores estrella de la televisión de los años 60 y 70, desarrollando un auténtico show en el que los asistentes serán sus concursantes. Y un gran programa de los de siempre, de los de antes, tiene que contar con una gran orquesta. La Gala contará con la prestigiosa orquesta del Conservatorio Profesional de Música Esteban Sánchez, compuesta por 25 músicos que preparan desde hace meses las piezas del “gran juego del cine”. Además de proyecciones audiovisuales, para las que contamos con expertos realizadores extremeños, como Jordi Espresate o Antonio Gil Aparicio, periodistas como José Antonio Moreno, los tres de Canal Extremadura TV o los alumnos del ciclo de grado superior de Realización de Audiovisuales y Espectáculos del IES Extremadura. Y como privilegio musical, la presencia del coro Juan del Encina, uno de los grupos más renovadores de la región en la música coral que nos transportará al mundo de El mago de Oz, entre otras, que cumple el próximo año 70 ‘tacos’ desde que Dorothy se enfundara en sus ‘manoletinas’ rojas.

Todo un mejunje en el que intervendrán varios actores, músicos, técnicos e iluminadores dirigidos por el periodista Paco Vadillo, que renueva su apuesta por colocar una guinda especial a un Festival de Cine especial. “El juego del cine” cuenta, además, con otro aliciente: los espectadores jugarán con una planilla en la que deberán responder varias preguntas, y por supuesto el mejor se llevará el premio merecido. Una auténtica fiesta que sólo se celebrará una vez y no más, haciendo gala de esta forma al nombre del propio Festival: inédito.